¿Por qué falla mi batería?

La principal causa de la pérdida de autonomía, capacidad de carga, y reducción de la vida útil de una batería plomo-ácido es la sulfatación. Un 80% de las baterías fallan prematuramente debido a esto.

Las causas que provocan la sulfatación son inherentes a las baterías de plomo-ácido, como los procesos de carga y descarga, pero también hay otras causas que la aceleran aún más:

-Largos períodos de tiempo en desuso de las baterías
.

-Períodos de inactividad sin carga de flotación permanente.

-Uso indebido en aplicaciones para las que no fueron diseñadas.

-Interrupciones indebidas del proceso de carga.

-Exposición y/o trabajo a altas temperaturas (reducen su vida útil y favorecen la autodescarga).

-Aplicación de regímenes incorrectos de carga y/o descarga.

 

Regeneración de baterías

La regeneración de baterías de plomo-ácido es un proceso de naturaleza eléctrica que permite eliminar el sulfato de plomo de las placas internas de la batería, recuperando la capacidad de carga nominal de la misma.

El sistema de regeneración empleado por SavingBatt y desarrollado por Efficientia Energy Systems permite la recuperación de baterías húmedas y secas de base ácida de cualquier tipo, incluyendo baterías para sector automotriz (coches, camiones, furgonetas, motocicletas, etc.), sector industrial, agrícola y telecomunicaciones.

SavingBatt utiliza el primer sistema de “Control Inteligente”, desarrollado por Efficientia Energy Systems, aplicado a dispositivos de regeneración de baterías. Este sistema proporciona un proceso de regeneración controlado de los parámetros característicos nominales de la batería (tensión, capacidad, norma de fabricación…) que se reajusta durante el mismo de manera instantánea, según los valores de los parámetros que recibe en cada momento.

El proceso varía en función del tipo y uso de cada batería. Se fundamenta en la aplicación a la batería de impulsos eléctricos de muy alta frecuencia (40.000 Hz), controlados electrónicamente por un procesador que utiliza un programa regenerativo en función del tipo de batería y valores nominales de la misma, y que varía permanentemente los parámetros de trabajo durante todo el proceso, respetando al máximo los materiales que componen la batería y evitando de este modo producir daños internos.

Es el único del mercado que trabaja a frecuencias tan altas y que dispone de un sistema de control parametrizable y realimentado que permite realizar una disgregación fina de la capa residual de sulfato y obtener una superficie de electrodo de gran pureza, limpia de residuo, minimizando los posibles daños causados a los electrodos y al resto de materiales que integran la batería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.